DE 1998 a 1999
En la foto el elenco de la obra 2 HUITECOS SUELTOS EN NEW YORK. Ingrid Hernandez, Monica Rosales, Jairon Salguero, Angelo Medina, Hugo Aldana, Claudia del Cid, Marlene Mancilla, Gustavo Ordoñez, Gloria Marina y Julio Araujo
Fue Gustavo Ostrich quien le da el libreto a Ángelo Medina, quien llega a los ensayos y luego de los acuerdos de rigor con la producción decide enfrentar el reto y el 13 de noviembre de 1998 se estrena la obra con un lleno total en el Teatro Reforma y el grupo se bautiza como “Grupo Los Comediantes”

¿POR QUÉ EL NOMBRE LOS COMEDIANTES.COM?


La historia es fácil de contar, pues en los años setentas e inicios de los ochentas en Guatemala existía un grupo de teatro llamado Los Comediantes, patrocinado por la municipalidad de Guatemala y que trabajaban en el desaparecido teatro Metropolitano.  Aunque el grupo ya estaba desaparecido los antiguos miembros no dejaron bautizar el grupo con ese nombre así que a Jairon Salguero se le ocurre cambiar la a por un símbolo de @ y agregarle el punto (.) com.  En ese entonces empezaba el furor del Internet así que le daría una imagen actual, de vanguardia, fresca y juvenil al grupo, los demás estuvieron de acuerdo y es así como el publico los ha reconocido desde entonces.

EL EXITO DE LOS HUITECOS.


La obra rompe todas las expectativas del grupo.  La prensa comenta la obra, los medios de comunicación dicen que la obra es un fenómeno que no se había dado desde la puesta en escena de la Epopeya de las indias españolas, y el publico abarrotaba la sala en cada función.  La gira nacional visito Quetzaltenango, San Marcos, Huehuetenango, Retalhuleu, Coatepeque, Zacapa, Puerto Barrios, Cobán, Salamá, Escuintla, Santa Rosa, Teculután, Quiche, Berberena, Jalapa, Jutiapa, Solola, Mazatenango, Totonicapán, Chiquimula, Esquipulas y Malacatán
A finales de 1998 y después de que el grupo casi se desintegrara Salguero los reúne nuevamente para presentarles un nuevo texto que según él, seria el que el grupo debería de montar.  La comedia se llamaba “2 Huitecos perdidos en Beverley Hills”, aunque el nombre era atractivo el libreto no mucho los convecino así que Salguero re escribe el texto y ahora lo presenta como “Dos Huitecos Sueltos en New York”.  El texto corregido convenció a los miembros del grupo que en ese entonces eran Marlene Mancilla, Julio Araujo, Hugo Aldana y Jairon Salguero.

Ahora solo bastaba encontrar un director de reconocida trayectoria para que le entrara al montaje, se le dio a leer a algunos directores pero ninguno quiso aceptar el trabajo, tal vez por la falta de confianza que tenían en aquel grupo de patojos, incluso el director Guillermo Ramírez Valenzuela después de leer el libreto le dijo a Salguero que la obra iba ser un éxito pero que el no podía dirigirla.

Al final el grupo estaba sin un director, así que Salguero empezó a reclutar a los actores que podían ser parte de la obra, contactó a Gustavo Ostrich, un actor de reconocida trayectoria  en el medio quien de inmediato aceptó la propuesta y fue él quien convence a la cantante y actriz Gloria Marina de participar en la obra, las figuras de la obra ya estaban, pero seguían sin director.  Al elenco fueron llamados varios actores reconocidos por el público quienes se negaron a participar así que Salguero echo mano de los casting anteriores y el elenco nuevamente estuvo lleno de juventud, llegaron al elenco Mónica Rosales, Ingrid Hernández, Claudia del Cid y Gustavo Ordóñez.  El elenco estaba completo pero seguían sin director.

 
En la fotografia el elenco de la obra EL OMNI NO ES UN PLATILLO VOLADOR. Marlene Mancilla, Monica Sanchez, Rodolfo Romero, Jairon Salguero, Hugo Aldana, Edgar Wong, Julio Araujo y Claudia del Cid.
Hubo lugares en donde se tuvo que repetir las fechas o hacer dos funciones seguidas debido a la gran cantidad de público que asistía a las presentaciones. En Quetzaltenango la gente estuvo a punto de botar la puerta del centenario teatro municipal pues deseaban un boleto y la sala estaba llena.  En Malacatán se presentaron al aire libre en el parque central de la localidad y el publico se miraba hasta por tres cuadras, en fin el éxito de la obra fue grande en toda Guatemala.

En 1999 suben a escena la comedia de Salguero “El OMNI no es un platillo Volador” y  el éxito se repite. Sin embargo solo estuvo en cartelera por once semanas pues en medio de la gira de la obra anterior surgen algunos problemas entre los miembros del grupo provocando que la obra salga de cartelera.
EL FIN DEL TEATRO REFORMA.

Hugo Aldana anuncia su retiro del grupo para formar su propia compañía e ingresan a la base del grupo Edgar Wong y Gustavo Rabanales éste último como director técnico.


A finales de 1999 Salguero escribe otra comedia “Hombres, casos de la vida real” una comedia dividida en tres historias que planteaba el mal trato que sufre la mujer latinoamericana solo que en este caso eran los hombres quienes eran mal tratados por la mujeres, ellas se iban a trabajar mientras que ellos se hacían cargo de los quehaceres del hogar.  La comedia tuvo un éxito aceptable y fue con esta obra que cierran las actividades del teatro reforma para convertirse en una iglesia evangélica.  El elenco de esta obra era integrado por Jairon Salguero, Edgar Wong, Marlene Mancilla, Rodolfo Romero, Gustavo Ostrich, Julio Araujo, Mónica Sánchez y Alexia Ríos.

Así es como llega el nuevo milenio, para el año 2000 Los Comediantes ya era un grupo conocido por el público guatemalteco, pero afrontan el nuevo milenio sin teatro pues el lugar que tenían como cede cierra.  A la vez más teatros empiezan a cerrar sus puertas quedando únicamente cuatro teatros en toda la ciudad.